POEMAS DE GABRIELA MISTRAL

Gabriela Mistral, laureada poetisa chilena y figura destacada de la literatura latinoamericana, dej贸 una huella imborrable con su poes铆a emotiva y profunda. Sus versos, cargados de sensibilidad y nostalgia, retratan la esencia del alma humana y los v铆nculos con la naturaleza. Desde el amor hasta el dolor, la maternidad y la esperanza, Mistral aborda temas universales con una prosa exquisita y una voz aut茅ntica. Su poes铆a es un canto a la vida y a la tierra, con una mirada humanista y una espiritualidad 煤nica. A trav茅s de sus poemas, Gabriela Mistral nos inspira y nos invita a reflexionar sobre la complejidad del ser.

Inspirado en 芦Miedo禄 de Gabriela Mistral

Miedo, como un eco que retumba en el alma,

en cada susurro, un escalofr铆o se desata,

en la oscuridad de la noche, el coraz贸n se enlama,

y en cada sombra, una duda se arrebata.

 

En el laberinto del temor, el alma se extrav铆a,

como un n谩ufrago en el mar de la incertidumbre,

en cada paso, un miedo que paraliza,

y en cada mirada, una sombra de pesadumbre.

 

Miedo, el compa帽ero del ser humano,

que se esconde tras cada esquina y espejismo,

en cada latido, un alma que se hace llano,

y en cada latido, un eco en el abismo.

 

En el alma, el miedo teje su tela sutil,

como una ara帽a que atrapa los pensamientos,

en cada hilo, un temor que oscila,

y en cada trampa, un coraz贸n en tormentos.

 

Pero en el miedo tambi茅n hay ense帽anzas,

una oportunidad para enfrentar lo desconocido,

en cada valent铆a, un alma que avanza,

y en cada superaci贸n, un miedo vencido.

Inspirado en "Miedo" de Gabriela Mistral

Inspirado en 芦Canci贸n del ni帽o muerto禄 de Gabriela Mistral

 

Canci贸n del ni帽o muerto, un lamento profundo,

que brota del coraz贸n en duelo,

en cada estrofa, una herida en el alma se fecundo,

y en cada verso, un amor que se desvelo.

 

En la partida del ni帽o, el cielo llora,

como nubes grises en el horizonte,

en cada gota, una l谩grima que aflora,

y en cada tormenta, un alma en remonte.

 

Canci贸n del ni帽o muerto, el alma suspira,

como un poema que se teje en el viento,

en cada verso, un recuerdo que aspira,

y en cada palabra, un amor sin lamento.

 

En el jard铆n de la vida, el ni帽o se eleva,

como una mariposa que encuentra su vuelo,

en cada aleteo, un alma que renueva,

y en cada florecer, un coraz贸n en destello.

 

La canci贸n del ni帽o muerto, una eterna plegaria,

que se eleva al cielo en su melod铆a,

en cada nota, un alma que se avar铆a,

y en cada oraci贸n, un amor que se gu铆a.

 

Inspirado en 芦Desolaci贸n禄 de Gabriela Mistral

 

Desolaci贸n, como un eco en el vac铆o,

en cada silencio, un alma en abismo,

en la aridez del coraz贸n, un roc铆o,

y en cada sombra, un destello de cinismo.

 

En el desierto de la vida, el alma camina,

como un viajero sediento en busca de oasis,

en cada paso, una esperanza se ilumina,

y en cada huella, un anhelo sin desgracias.

 

Desolaci贸n, el alma se extrav铆a,

en la vastedad del desierto interior,

en cada duna, un sue帽o que se ator铆a,

y en cada rinc贸n, un alma en rencor.

 

En el horizonte del dolor, el sol se oculta,

como una l谩grima que se funde en la arena,

en cada ocaso, un coraz贸n se exulta,

y en cada amanecer, un alma en pena.

 

Desolaci贸n, un abismo de silencios,

donde los ecos se pierden sin retorno,

en cada eco, un alma en desenfreno,

y en cada silencio, un grito fraterno.

 

Pero en la desolaci贸n tambi茅n hay calma,

una pausa en el desierto de la existencia,

en cada sosiego, un alma que se reclama,

y en cada pausa, una nueva conciencia.

Inspirado en "Desolaci贸n" de Gabriela Mistral

 

Inspirado en 芦Balada禄 de Gabriela Mistral

 

Balada, como un susurro en la noche,

en cada estrofa, un alma que se entrelaza,

en la cadencia del verso, el coraz贸n broche,

y en cada verso, una emoci贸n que se abraza.

 

En el ritmo de la balada, el alma danza,

como una hoja que flota en el viento,

en cada vuelo, una esperanza,

y en cada ca铆da, un lamento.

 

Balada, una melod铆a en el alma,

que se entrelaza con los latidos,

en cada nota, un suspiro en calma,

y en cada acorde, un amor compartido.

 

En el escenario de la balada, el alma se exhibe,

como un actor que interpreta la vida,

en cada acto, un ser que se escribe,

y en cada escena, una pasi贸n compartida.

 

Balada, la m煤sica del coraz贸n,

que fluye en los versos y las rimas,

en cada acorde, un alma en comuni贸n,

y en cada melod铆a, una vida que anima.

 

 

Inspirado en 芦Ruego Eterno禄 de Gabriela Mistral

 

Ruego Eterno, como una plegaria sin fin,

en cada oraci贸n, un alma que se eleva,

en el cielo del coraz贸n, una estrella se afina,

y en cada suspiro, una esperanza se renueva.

 

En el altar del alma, el ruego se deposita,

como una ofrenda sincera y devota,

en cada ofrenda, un deseo se agita,

y en cada luz, un alma se aposenta.

 

Ruego Eterno, la s煤plica se eleva al cielo,

como un ave que surca el firmamento,

en cada vuelo, un alma en anhelo,

y en cada canto, un amor sin tormento.

 

En la profundidad del ruego, el alma se sumerge,

como un buzo que explora el oc茅ano,

en cada inmersi贸n, un mundo se cierge,

y en cada inquietud, un coraz贸n en hermano.

 

Ruego Eterno, como un susurro en la brisa,

que acaricia el alma con su esencia,

en cada soplo, un alma se desliza,

y en cada caricia, una nueva presencia.

 

En el horizonte del ruego, el alma se encuentra,

como dos estrellas que se abrazan en el cielo,

en cada encuentro, un alma se acent煤a,

y en cada conexi贸n, un sentimiento sin desvelo.

 

Inspirado en 芦Sed de Amor禄 de Gabriela Mistral

 

Sed de Amor, como un fuego que arde en el alma,

en cada llama, un deseo que se enciende,

en la pasi贸n del coraz贸n, una calma,

y en cada chispa, un amor que se comprende.

 

En la sed del coraz贸n, el alma busca,

como un viajero que anhela el manantial,

en cada huella, un sue帽o que acusa,

y en cada gota, un alma que esencial.

 

Sed de Amor, como un r铆o en su corriente,

que fluye y se desliza en el horizonte,

en cada cauce, un alma en su vertiente,

y en cada remanso, un amor sin monte.

 

En la vastedad del amor, el alma se despliega,

como un ave que surca el cielo azul,

en cada vuelo, un alma que se integra,

y en cada nido, un coraz贸n en paul.

 

Sed de Amor, como un oasis en el desierto,

que sacia la sed del alma y el coraz贸n,

en cada brisa, un alma en concierto,

y en cada aliento, un amor en uni贸n.

Inspirado en "Sed de Amor" de Gabriela Mistral

 

Inspirado en 芦L谩grimas禄 de Gabriela Mistral

 

L谩grimas, como gotas de lluvia en el alma,

en cada derrame, un suspiro en el cielo,

en la tristeza del coraz贸n, una calma,

y en cada goteo, un dolor sin desvelo.

 

En el oc茅ano de l谩grimas, el alma navega,

como un barco en aguas agitadas,

en cada marea, un dolor que ruega,

y en cada ola, una herida quebrada.

 

L谩grimas, como r铆os de sentimientos,

que fluyen desde lo m谩s profundo,

en cada corriente, un alma en tormentos,

y en cada cauce, un amor moribundo.

 

En el llanto del coraz贸n, el alma se libera,

como un ave que rompe su jaula,

en cada vuelo, una esperanza sincera,

y en cada vuelo, un alma que ensambla.

 

Inspirado en 芦Soledad禄 de Gabriela Mistral

 

Soledad, como una sombra en el alma,

en cada silencio, un eco perdido,

en el vac铆o del coraz贸n, una calma,

y en cada distancia, un amor entristecido.

 

En el laberinto de la soledad, el alma se pierde,

como un viajero sin rumbo fijo,

en cada paso, una ausencia se intercede,

y en cada encuentro, un alma sin abrigo.

 

Soledad, como un cielo sin estrellas,

que se oculta tras nubes de tristeza,

en cada noche, un alma en su huella,

y en cada lucero, una esperanza en rareza.

 

En el abismo de la soledad, el alma flota,

como una hoja que se desprende del 谩rbol,

en cada vuelo, una vida se azota,

y en cada ca铆da, un coraz贸n de m谩rmo.

 

Inspirado en 芦Canci贸n del ni帽o muerto禄 de Gabriela Mistral

 

Canci贸n del ni帽o muerto, un suspiro en el aire,

en cada nota, un alma que se eleva,

en la melod铆a del coraz贸n, un deseo de rezaire,

y en cada acorde, un amor que se releeva.

 

En la partitura de la vida, el ni帽o danza,

como un 谩ngel que vuela en el cielo azul,

en cada movimiento, una esperanza,

y en cada pausa, un alma en recital.

 

Canci贸n del ni帽o muerto, el eco se propaga,

como una semilla que germina en el suelo,

en cada esparcimiento, un alma se entrega,

y en cada siembra, un coraz贸n en cielo.

 

En el pentagrama de la canci贸n, el alma compone,

como un poeta que escribe con pasi贸n,

en cada verso, un ser que se conoce,

y en cada rima, un amor en canci贸n.

Inspirado en "Canci贸n del ni帽o muerto" de Gabriela Mistral

Inspirado en 芦Rezos禄 de Gabriela Mistral

 

Rezos, como susurros en el viento,

en cada plegaria, un alma que se eleva,

en la devoci贸n del coraz贸n, un aliento,

y en cada oraci贸n, un amor que se desvela.

 

En el altar del alma, los rezos se encomiendan,

como un acto de fe que traspasa fronteras,

en cada s煤plica, un alma se defiende,

y en cada canto, un coraz贸n en sinceras.

 

Rezos, como un faro que gu铆a en la oscuridad,

que ilumina el camino del alma perdida,

en cada luz, un alma en serenidad,

y en cada gu铆a, un amor en bienvenida.

 

En el silencio de los rezos, el alma se sumerge,

como un r铆o que fluye hacia el mar,

en cada corriente, un deseo que se urge,

y en cada fluir, un alma en reposar.

 

Inspirado en 芦Himno a Cristo Crucificado禄 de Gabriela Mistral

 

Himno a Cristo Crucificado, una plegaria en el viento,

en cada verso, un alma que se inclina,

en la cruz del coraz贸n, un amor en sustento,

y en cada clavo, un perd贸n que se destina.

 

En el altar del alma, la cruz se yergue,

como un s铆mbolo de redenci贸n y perd贸n,

en cada s铆mbolo, un alma se sumerge,

y en cada sacrificio, un coraz贸n en comuni贸n.

 

Himno a Cristo Crucificado, una canci贸n sagrada,

que resuena en el coraz贸n y el esp铆ritu,

en cada nota, un alma en alabanza,

y en cada melod铆a, un amor en solaz.

 

En la crucifixi贸n del alma, el esp铆ritu revive,

como un ave f茅nix que surge de las cenizas,

en cada renacimiento, un alma que se avive,

y en cada vuelo, un coraz贸n en mil primicias.

 

Inspirado en 芦Ansias禄 de Gabriela Mistral

 

Ansias, como un fuego que arde en el pecho,

en cada chispa, un alma que se agita,

en la pasi贸n del coraz贸n, un deseo deshecho,

y en cada llama, un amor que se incita.

 

En el laberinto del deseo, el alma se extrav铆a,

como un navegante sin rumbo en alta mar,

en cada br煤jula, un alma que conf铆a,

y en cada rumbo, un coraz贸n en dar.

 

Ansias, como un suspiro en el alma,

que busca alivio en el viento,

en cada aliento, un alma en calma,

y en cada pausa, un amor sin cimiento.

 

En la vor谩gine de las ansias, el alma se agita,

como hojas que bailan en el oto帽o,

en cada danza, un alma que grita,

y en cada danzar, un coraz贸n sin eno帽o.

Inspirado en 芦Ni帽a Morena禄 de Gabriela Mistral

 

Ni帽a Morena, como el sol que brilla en el horizonte,

en cada rayo, un alma que se ilumina,

en la luz del coraz贸n, un amor que se monte,

y en cada destello, un brillo que fascina.

 

En la mirada de la ni帽a, el alma se refleja,

como un espejo que muestra la verdad,

en cada reflejo, un alma que se deja,

y en cada imagen, un coraz贸n en lealtad.

 

Ni帽a Morena, como la luna en el cielo nocturno,

que brilla con su resplandor sereno,

en cada luna llena, un alma en fruto,

y en cada fase, un amor en pleno.

 

En el firmamento de la ni帽a, el alma se estrella,

como un cometa que surca el universo,

en cada trayectoria, un alma en huella,

y en cada trayecto, un coraz贸n inmerso.

Inspirado en "Ni帽a Morena" de Gabriela Mistral

 

Inspirado en 芦Himno Infinito禄 de Gabriela Mistral

 

Himno Infinito, una melod铆a sin fin,

en cada nota, un alma que se expande,

en la eternidad del coraz贸n, un amor en fest铆n,

y en cada acorde, un universo se desbande.

 

En el infinito del alma, el esp铆ritu se pierde,

como una estrella que se pierde en el espacio,

en cada punto, un alma que se funde,

y en cada galaxia, un coraz贸n en abrazo.

 

Himno Infinito, una sinfon铆a en el alma,

que resuena en la inmensidad del ser,

en cada eco, un alma que proclama,

y en cada eco, un amor en saber.

 

En el comp谩s del himno, el alma se despliega,

como un abanico que se abre al viento,

en cada despliegue, un alma se entrega,

y en cada desplegar, un coraz贸n en ciento.

 

Inspirado en 芦La Oraci贸n de la Ma帽ana禄 de Gabriela Mistral

 

La Oraci贸n de la Ma帽ana, como un rayo de sol en el alma,

en cada despertar, un alma que se eleva,

en la aurora del coraz贸n, una calma,

y en cada rezo, un amor que se desvela.

 

En el amanecer del alma, el esp铆ritu despierta,

como un p谩jaro que sale de su nido,

en cada vuelo, un alma que concierta,

y en cada vuelo, un coraz贸n agradecido.

 

La Oraci贸n de la Ma帽ana, una melod铆a serena,

que entona el alma con gratitud,

en cada acorde, un alma que se llena,

y en cada canto, un amor en virtud.

 

En el altar del alma, el rezo se deposita,

como un tesoro sagrado y profundo,

en cada ofrenda, un alma que se habita,

y en cada entrega, un coraz贸n en inmundo.

 

Inspirado en 芦El 脕ngel Guardi谩n禄 de Gabriela Mistral

 

El 脕ngel Guardi谩n, como un susurro en el viento,

en cada soplo, un alma que se protege,

en el abrazo del coraz贸n, un aliento,

y en cada ala, un amor que se concede.

 

En el cielo del alma, el 脕ngel vuela,

como un protector que gu铆a el camino,

en cada paso, un alma que consuela,

y en cada gu铆a, un coraz贸n en destino.

 

El 脕ngel Guardi谩n, como una luz en la noche,

que ilumina el camino del alma perdida,

en cada destello, un alma que se derroche,

y en cada brillo, un amor que se anida.

 

En el resguardo del 脕ngel, el alma se entrega,

como un viajero protegido en el viaje,

en cada cobijo, un alma que se lleva,

y en cada abrigo, un coraz贸n en coraje.

Inspirado en "El 脕ngel Guardi谩n" de Gabriela Mistral

Inspirado en 芦Ansias禄 de Gabriela Mistral

 

Ansias, como olas que rompen en la orilla,

en cada rompiente, un alma que se agita,

en la marea del coraz贸n, una semilla,

y en cada vaiv茅n, un amor que se incita.

 

En la inmensidad del mar del alma, el deseo navega,

como un barco que busca su destino,

en cada traves铆a, un alma que se entrega,

y en cada puerto, un coraz贸n en camino.

 

Ansias, como el viento que susurra entre las hojas,

en cada suspiro, un alma que susurra,

en la brisa del coraz贸n, una pasi贸n floja,

y en cada r谩faga, un amor que murmura.

 

En el vaiv茅n de las ansias, el alma se balancea,

como un columpio que se eleva al cielo,

en cada ascenso, un alma que se recrea,

y en cada descenso, un coraz贸n en vuelo.

 

Inspirado en 芦Amor禄 de Gabriela Mistral

 

Amor, como un fuego que arde en el pecho,

en cada llama, un alma que se inflama,

en la pasi贸n del coraz贸n, un reflejo,

y en cada chispa, un amor que se llama.

 

En el coraz贸n del amor, el alma se reconoce,

como un espejo que refleja la verdad,

en cada imagen, un alma que se enciende,

y en cada reflejo, un coraz贸n en unidad.

 

Amor, como un r铆o que fluye sin fronteras,

en cada cauce, un alma que se desborda,

en la corriente del coraz贸n, un alma sincera,

y en cada fluir, un amor que se acuerda.

 

En el caudal del amor, el alma se sumerge,

como un buzo que explora lo profundo,

en cada inmersi贸n, un alma que se urge,

y en cada buceo, un coraz贸n en fecundo.

 

Inspirado en 芦Plegaria de la Mujer禄 de Gabriela Mistral

 

Plegaria de la Mujer, como una plegaria al viento,

en cada s煤plica, un alma que se eleva,

en la fuerza del coraz贸n, un amor sin tormento,

y en cada ruego, un anhelo que se lleva.

 

En el altar del alma, la mujer reza,

como un faro que gu铆a en la oscuridad,

en cada luz, un alma que se empeza,

y en cada gu铆a, un coraz贸n en claridad.

 

Plegaria de la Mujer, como un canto en la noche,

que resuena en el silencio del coraz贸n,

en cada verso, un alma que se recoche,

y en cada estrofa, un amor en canci贸n.

 

En la fortaleza de la mujer, el alma se forja,

como un acero que se endurece en el fuego,

en cada forja, un alma que se abroga,

y en cada temple, un coraz贸n en sosiego.

 

Inspirado en 芦Dios Quiere禄 de Gabriela Mistral

 

Dios Quiere, como un designio del destino,

en cada plan, un alma que se entrelaza,

en la voluntad del coraz贸n, un camino,

y en cada prop贸sito, un amor que abraza.

 

En el sendero de Dios, el alma se encuentra,

como un viajero que sigue su rumbo,

en cada encuentro, un alma que se sumerga,

y en cada paso, un coraz贸n en cumbre.

 

Dios Quiere, como una huella en el alma,

que gu铆a el camino hacia la verdad,

en cada se帽al, un alma que se calma,

y en cada indicio, un amor en lealtad.

 

En la voluntad de Dios, el alma se somete,

como un disc铆pulo ante su maestro,

en cada entrega, un alma que se entiende,

y en cada ense帽anza, un coraz贸n en mestizo.