POEMAS DE DELMIRA AGUSTINI

Delmira Agustini, una de las m谩s destacadas poetisas uruguayas, deslumbr贸 al mundo literario con su obra exquisita y vanguardista. Su poes铆a, audaz y sensual, retrata la pasi贸n y el deseo desde una perspectiva feminista 煤nica para su 茅poca. A trav茅s de versos profundos y emotivos, Agustini explora la complejidad del amor y la liberaci贸n de los tab煤es sociales. Sus poemas, llenos de intensidad y rebeld铆a, despiertan los sentidos y desaf铆an las convenciones establecidas. La poeta trasciende el tiempo con su estilo arrebatador y su lenguaje evocador, dejando una huella imborrable en la poes铆a hispanoamericana.

Inspirado en 芦El intruso禄 de Delmira Agustini

Inspirado en la quietud de la noche estrellada,

donde el alma se adentra en susurros,

un intruso se cuela en mi morada,

y en cada sombra, el coraz贸n busca su rumbo.

 

Es un enigma que llega en el viento,

como un misterio que despierta la curiosidad,

cada secreto es un pensamiento,

y en cada pensamiento, el coraz贸n siente la inmensidad.

 

El intruso en mi mente se aloja,

como una sombra que se arraiga en la conciencia,

cada latido es un eco que roza,

y en cada roce, el coraz贸n encuentra su presencia.

 

Inspirado en "El intruso" de Delmira Agustini

Inspirado en 芦El libro blanco禄 de Delmira Agustini:

 

En el lienzo del libro blanco,

donde el alma dibuja sus versos,

cada palabra es un pincelazo franco,

y en cada pincelazo, el coraz贸n se siente inmerso.

 

El libro blanco es un portal sin l铆mites,

que abre las puertas a la imaginaci贸n,

cada l铆nea es un mundo que habita,

y en cada mundo, el coraz贸n encuentra su pasi贸n.

 

Es un espacio donde los sue帽os se posan,

como mariposas en primavera,

cada inspiraci贸n es una rosa,

y en cada rosa, el coraz贸n se siente en plenitud sincera.

 

Inspirado en 芦Extasis禄 de Delmira Agustini:

 

En el 茅xtasis de la emoci贸n embriagadora,

donde el alma se sumerge en el deseo,

cada mirada es una danza seductora,

y en cada danza, el coraz贸n se siente pose铆do.

 

El 茅xtasis es un torbellino apasionado,

que envuelve al ser en un vaiv茅n de sensaciones,

cada latido es un verso entonado,

y en cada verso, el coraz贸n siente sus vibraciones.

 

Es un vuelo sin destino en el firmamento,

como un ave que se eleva en libertad,

cada caricia es un suspiro lento,

y en cada suspiro, el coraz贸n se siente en eternidad.

 

 

Inspirado en 芦Blanco y azul禄 de Delmira Agustini:

 

En el lienzo de la existencia, el blanco y el azul se entrelazan,

donde el alma navega entre la calma y la pasi贸n,

cada matiz es un sentimiento que abraza,

y en cada abrazo, el coraz贸n se siente en comuni贸n.

 

El blanco como la pureza que se eleva,

azul como el mar que se extiende al infinito,

cada color es una esencia que se renueva,

y en cada renacimiento, el coraz贸n se siente bendito.

 

Es la mezcla de dos mundos en armon铆a,

como un lienzo donde los opuestos se unen,

cada trazo es una sinfon铆a,

y en cada sinfon铆a, el coraz贸n se siente en vuelo suspendido.

 

Las alas del deseo se ti帽en de blanco y azul,

como mariposas que vuelan en el crep煤sculo,

cada aleteo es un suspiro que fluct煤a,

y en cada fluctuaci贸n, el coraz贸n se siente arrebato y arrullo.

Inspirado en "Blanco y azul" de Delmira Agustini

Inspirado en 芦La canci贸n de la aurora禄 de Delmira Agustini:

 

En el despertar de la aurora dorada,

donde el alma se despierta en alabanza,

cada rayo de sol es una melod铆a entonada,

y en cada entonaci贸n, el coraz贸n se siente en bonanza.

 

La canci贸n de la aurora es un coro celestial,

que anuncia el renacer de la esperanza,

cada nota es un mensaje divinal,

y en cada mensaje, el coraz贸n se siente en danza.

 

Es el despertar de la naturaleza en armon铆a,

como un poema que se escribe con luz,

cada verso es una sinfon铆a,

y en cada sinfon铆a, el coraz贸n se siente en cruz.

 

Las flores del alba se abren en arpegios,

como versos que brotan del roc铆o,

cada estrofa es un verso en arrullos,

y en cada arrullo, el coraz贸n se siente en el misterio del inicio.

 

Inspirado en 芦El cisne禄 de Delmira Agustini:

 

En la elegancia del cisne en el lago sereno,

donde el alma se sumerge en gracia y encanto,

cada movimiento es un vuelo ameno,

y en cada vuelo, el coraz贸n se siente en canto.

 

El cisne navega sobre el espejo del agua,

como un sue帽o que se desliza en la realidad,

cada aleteo es una danza que embalsama,

y en cada embalsamamiento, el coraz贸n siente su inmortalidad.

 

Es el s铆mbolo de la belleza y pureza,

como un poema que fluye en la melancol铆a,

cada estrofa es una belleza que se expresa,

y en cada expresi贸n, el coraz贸n se siente en poes铆a.

 

El cisne blanco refleja el alma en su reflejo,

como un espejo de sue帽os y anhelos,

cada mirada es un encuentro en espejo,

y en cada espejo, el coraz贸n se siente en vuelo.

 

Inspirado en 芦El fulgor禄 de Delmira Agustini

 

En el resplandor del alma encendida,

donde el coraz贸n se viste de fuego,

cada destello es una llama atrevida,

y en cada llama, el alma se siente en juego.

 

El fulgor es un ardor que deslumbra,

como una estrella que brilla en el cielo,

cada centella es una pasi贸n que zumba,

y en cada zumbido, el coraz贸n se siente en desvelo.

 

Es un incendio de emociones desatadas,

como la hoguera que quema sin tregua,

cada chispa es una llama apasionada,

y en cada llama, el coraz贸n se siente en entrega.

 

Es el reflejo del amor que resplandece,

como un faro que gu铆a en la oscuridad,

cada luz es una pasi贸n que acontece,

y en cada acontecer, el coraz贸n se siente en plenitud.

 

Inspirado en 芦Nacimiento de Venus禄 de Delmira Agustini

 

En el nacimiento de Venus en el mar,

donde el alma se viste de belleza,

cada ola es una caricia de sal,

y en cada caricia, el coraz贸n se siente en nobleza.

 

El nacimiento de Venus es un canto al amor,

como la diosa que emerge en la espuma,

cada danza es un 茅xtasis que encierra el fulgor,

y en cada fulgor, el coraz贸n se siente en bruma.

 

Es el renacer del deseo y la pasi贸n,

como una diosa que se alza con poder,

cada latido es un susurro en canci贸n,

y en cada canci贸n, el coraz贸n se siente en querer.

 

Es el reflejo de la belleza eterna,

como una estampa que perdura en el arte,

cada trazo es una obra sempiterna,

y en cada obra, el coraz贸n se siente en parte.

 

Inspirado en 芦Crepuscular禄 de Delmira Agustini

 

En el crep煤sculo del d铆a que se va,

donde el alma se sumerge en melancol铆a,

cada rayo de sol es una despedida que se da,

y en cada despedida, el coraz贸n se siente en poes铆a.

 

Crepuscular es el instante de la transici贸n,

como el encuentro entre la luz y la sombra,

cada atardecer es una danza en fusi贸n,

y en cada fusi贸n, el coraz贸n se siente en obra.

 

Es el ocaso que ti帽e el horizonte,

como un lienzo que se pinta con colores,

cada pincelada es una emoci贸n que se monte,

y en cada montaje, el coraz贸n se siente en ardores.

 

Es el adi贸s del d铆a que se esconde,

como una melod铆a que se apaga en el viento,

cada nota es un recuerdo que responde,

y en cada respuesta, el coraz贸n se siente en lamento.

 

Inspirado en 芦Las alas禄 de Delmira Agustini

 

En el vuelo de las alas que se despliegan,

donde el alma se libera y se eleva,

cada bata de plumas es un sue帽o que llega,

y en cada llegada, el coraz贸n se siente en treva.

 

Las alas son el s铆mbolo de la libertad,

como un p谩jaro que surca el firmamento,

cada aleteo es un salto a la eternidad,

y en cada eternidad, el coraz贸n siente su aliento.

 

Es el anhelo del alma que busca su esencia,

como una mariposa que se despierta del capullo,

cada metamorfosis es una experiencia,

y en cada experiencia, el coraz贸n se siente en arrullo.

 

Es el despertar del ser que anhela volar,

como un 谩ngel que se desplaza en el espacio,

cada destello es un deseo por encontrar,

y en cada encuentro, el coraz贸n se siente en abrazo.

Inspirado en 芦El 茅xtasis de miel禄 de Delmira Agustini

 

En el 茅xtasis de la miel que embriaga los sentidos,

donde el alma se sumerge en un dulce delirio,

cada gota de miel es un manantial de gemidos,

y en cada gemido, el coraz贸n se siente en suspiro.

 

El 茅xtasis de miel es el n茅ctar del amor,

como el elixir que se derrama en el deseo,

cada caricia es una danza de fervor,

y en cada fervor, el coraz贸n se siente en mareo.

 

Es el sabor de la pasi贸n que se desborda,

como un r铆o que fluye sin freno,

cada remolino es una emoci贸n que aborda,

y en cada abordaje, el coraz贸n se siente en pleno.

 

Es la dulzura del alma que se desata,

como un perfume que inunda la memoria,

cada aroma es un sue帽o que desplaza,

y en cada desplazamiento, el coraz贸n se siente en euforia.

 

Inspirado en 芦Preludio禄 de Delmira Agustini

 

En el preludio de la vida que se despliega,

donde el alma se prepara para el camino,

cada latido es una melod铆a que llega,

y en cada llegada, el coraz贸n se siente en destino.

 

Preludio es el inicio de la sinfon铆a,

como el anuncio de una nueva estaci贸n,

cada acorde es una promesa que gu铆a,

y en cada gu铆a, el coraz贸n se siente en pulsaci贸n.

 

Es el arranque de la danza que comienza,

como un ballet que se enreda en el aire,

cada paso es una emoci贸n que se piensa,

y en cada pensamiento, el coraz贸n se siente en ensue帽o.

 

Es la antesala del amor que florece,

como un capullo que despierta en primavera,

cada brote es una esperanza que merece,

y en cada merecimiento, el coraz贸n se siente en quimera.

 

Inspirado en 芦Diosas禄 de Delmira Agustini

 

En el mundo de las diosas que habitan el firmamento,

donde el alma se asoma a la divinidad,

cada estrella es una diosa en su esplendor eterno,

y en cada esplendor, el coraz贸n se siente en majestuosidad.

 

Diosas son las luminarias que gu铆an nuestro camino,

como faros que destellan en la oscuridad,

cada luz es un destello de misterio y destino,

y en cada destino, el coraz贸n se siente en verdad.

 

Son las diosas de la noche y del d铆a,

como guardianas que velan por nuestro ser,

cada presencia es una fuerza que gu铆a,

y en cada gu铆a, el coraz贸n se siente proteger.

 

Es el poder de la feminidad que se enaltece,

como un canto que resuena en el universo,

cada voz es un eco que permanece,

y en cada permanencia, el coraz贸n se siente inmerso.

 

Inspirado en 芦Erotismo禄 de Delmira Agustini

 

En la esencia del erotismo que se enciende,

donde el alma se envuelve en pasi贸n ardiente,

cada roce es un fuego que se prende,

y en cada prender, el coraz贸n se siente ardiente.

 

El erotismo es la danza de los sentidos,

como una sinfon铆a que se entrelaza con la piel,

cada caricia es un verso compartido,

y en cada compartir, el coraz贸n se siente en tropel.

 

Es el deseo que se despliega sin censura,

como un oc茅ano que se agita en la tempestad,

cada ola es una oda a la lujuria,

y en cada oda, el coraz贸n se siente en libertad.

 

Es la pasi贸n que embriaga el ser con desenfreno,

como una llama que arde sin control,

cada chispa es un anhelo en pleno,

y en cada anhelo, el coraz贸n se siente en coloquio.

Inspirado en "Erotismo" de Delmira Agustini

Inspirado en 芦Mariposas禄 de Delmira Agustini

 

En el vuelo de las mariposas en primavera,

donde el alma se contagia de ligereza,

cada ala es un suspiro que se libera,

y en cada liberaci贸n, el coraz贸n se siente en belleza.

 

Mariposas son las emociones que revolotean,

como flores que despiertan con la aurora,

cada p茅talo es un sentimiento que corretean,

y en cada correteo, el coraz贸n se siente en euforia.

 

Es la metamorfosis del alma que florece,

como un renacer que se expande en el tiempo,

cada cambio es una esencia que engrandece,

y en cada engrandecimiento, el coraz贸n se siente en movimiento.

 

Son las mariposas del alma que se posan,

como versos que se posan en el papel,

cada poema es una danza que armoniza y goza,

y en cada goce, el coraz贸n se siente en su papel.

 

Inspirado en 芦Invocaci贸n禄 de Delmira Agustini

 

En la invocaci贸n de los sue帽os que anhelamos,

donde el alma busca su gu铆a en lo divino,

cada oraci贸n es una esperanza que aclamamos,

y en cada aclamaci贸n, el coraz贸n se siente en camino.

 

Invocaci贸n es la conexi贸n con lo trascendente,

como un puente que une lo terrenal y lo espiritual,

cada plegaria es un encuentro elocuente,

y en cada encuentro, el coraz贸n se siente en ritual.

 

Es el llamado del esp铆ritu en su b煤squeda,

como una luz que ilumina en la oscuridad,

cada llama es una verdad que reluce,

y en cada resplandor, el coraz贸n se siente en claridad.

 

Es el rezo que eleva el alma a las alturas,

como un vuelo que se adentra en el cielo,

cada ala es un suspiro en la locura,

y en cada locura, el coraz贸n se siente en desvelo.

 

Inspirado en 芦脥ntima禄 de Delmira Agustini

 

En lo m谩s 铆ntimo del ser que se revela,

donde el alma se desnuda con temor y emoci贸n,

cada confesi贸n es una verdad que destella,

y en cada destello, el coraz贸n se siente en comuni贸n.

 

脥ntima es la mirada que se adentra en el alma,

como un reflejo que se refugia en el espejo,

cada refugio es un encuentro que acalma,

y en cada calma, el coraz贸n se siente en festejo.

 

Es el misterio que se desvela en el silencio,

como un susurro que se escucha en la noche,

cada secreto es un lazo en el enredo,

y en cada enredo, el coraz贸n se siente en derroche.

 

Es el rinc贸n sagrado del ser que se conf铆a,

como un canto que se entona en lo oculto,

cada nota es un eco que se amplifica,

y en cada amplificaci贸n, el coraz贸n se siente en impulso.

 

 

Inspirado en 芦La sed禄 de Delmira Agustini

 

En la sed del alma que anhela saciarse,

donde el coraz贸n busca su alimento,

cada sorbo es un anhelo por hallarse,

y en cada hallazgo, el coraz贸n se siente en contento.

 

La sed es el deseo que embriaga el ser,

como un r铆o que fluye en la aridez del desierto,

cada gota es un suspiro que reverdecer,

y en cada reverdecer, el coraz贸n se siente en concierto.

 

Es el anhelo del alma que busca su esencia,

como una planta que se nutre de la lluvia,

cada goteo es una melod铆a en presencia,

y en cada presencia, el coraz贸n se siente en elevaci贸n.

 

Es la b煤squeda del amor que se agiganta,

como un oasis en medio de la sequ铆a,

cada encuentro es una danza que encanta,

y en cada encanto, el coraz贸n se siente en sinfon铆a.

 

Inspirado en 芦Misterio禄 de Delmira Agustini

 

En el misterio que se oculta entre las sombras,

donde el alma se adentra en lo desconocido,

cada enigma es un susurro que asombra,

y en cada asombro, el coraz贸n se siente cautivado.

 

Misterio es la inc贸gnita que despierta la curiosidad,

como una llave que abre puertas al infinito,

cada puerta es un portal a la realidad,

y en cada realidad, el coraz贸n se siente en apetito.

 

Es el enigma del universo que se expande,

como un cosmos en constante evoluci贸n,

cada estrella es una verdad que se comprende,

y en cada comprensi贸n, el coraz贸n se siente en revoluci贸n.

 

Es el enigma del amor que se desvela,

como un puzzle que se arma con pasi贸n,

cada pieza es una conexi贸n sincera,

y en cada conexi贸n, el coraz贸n se siente en comuni贸n.

 

Inspirado en 芦El otro禄 de Delmira Agustini

 

En la b煤squeda del otro que nos completa,

donde el alma anhela su complemento,

cada encuentro es una danza discreta,

y en cada danza, el coraz贸n se siente en aliento.

 

El otro es el reflejo de nuestro ser,

como un espejo que nos muestra la verdad,

cada mirada es una forma de entender,

y en cada entendimiento, el coraz贸n se siente en unidad.

 

Es el anhelo de la uni贸n que nos perturba,

como un abrazo que enlaza dos almas,

cada caricia es una forma que se curva,

y en cada curvatura, el coraz贸n se siente en calma.

 

Es la conexi贸n de dos almas gemelas,

como dos mitades que se buscan para ser una,

cada paso es un encuentro sin secuela,

y en cada encuentro, el coraz贸n se siente en luna.

Inspirado en "脥ntima" de Delmira Agustin

 

Inspirado en 芦Serenidad禄 de Delmira Agustini

 

En la serenidad del alma en calma,

donde el coraz贸n se sumerge en quietud,

cada instante es una melod铆a en palma,

y en cada palma, el coraz贸n se siente en plenitud.

 

Serenidad es la paz que se irradia,

como una luz que ilumina en la oscuridad,

cada rayo es una bendici贸n que se anuncia,

y en cada anuncio, el coraz贸n se siente en claridad.

 

Es el remanso de paz que nos abraza,

como un abrigo en medio de la tormenta,

cada respiro es una pausa que enlaza,

y en cada enlace, el coraz贸n se siente en contenta.

 

Es la tranquilidad que nos envuelve,

como una brisa que acaricia el rostro,

cada soplo es un alivio que resuelve,

y en cada resoluci贸n, el coraz贸n se siente en gozo.